Calamaro: “Después de ver al diablo y a Dios, me conformo con una felicidad sin medidas”

Por segunda vez la lluvia volvió a aparecer en el polideportivo municipal una semana después de que se aplazase el concierto de Andrés Calamaro, enmarcado en el festival 10dB. Tras varias treguas, la tromba de agua volvió a aparecer empapando la ilusión de los miles de fans que, durante dos horas, aguantaron entonando las canciones de ‘La lengua popular’, el útimo disco del bonaerense.

A pesar de que se suspendió la actuación de los teloneros Jugoplástika y se atrasó una hora la subida del pibe al escenario, finalmente el concierto se suspendió, ya que la lluvia no dejó de caer en toda la noche. Aunque no habrá una tercera oportunidad, Calamaro charló brevemente con Burjassot al día sobre su presente, pasado y futuro.

La inmortalidad del payaso

Leo Bassi, el bufón más escandaloso del panorama actual, abre la tercera edición del Festival de las Artes Escénicas de Burjassot 10dB. Un festival en el que durante diez días tendrán cabida más de cuarenta espectáculos presentados por más de una veintena de artistas del mundo del teatro, de la música y del cine. Con representaciones en toda Europa y América, este payaso de sexta generación ofrece su laicismo para creyentes e indecisos en un intento de reconciliación con la verdadera naturaleza humana: el saber.

Vidas cruzadas

Después de 19 años, desde que la redacción del Plan General de Ordenación Urbana de Valencia dejase paralizados todos los proyectos, el Cabanyal-Canyameral sigue siendo el centro de atención para los 1.600 titulares afectados por la ampliación de Blasco Ibáñez. El emblemático barrio marítimo puede verse desentramado si el Tribunal Supremo falla a favor del Plan Especial de Protección y Reforma Interior. Mientras, los vecinos viven el día a día en la incertidumbre y con el miedo a perder un modo de vida cohesionado gracias al espíritu social de sus habitantes.

El Pompidou se queda vacío

Casi cien años después de que Tristán Tzara escribiese el primer manifiesto, el museo parisino recoge la mayor exhibición DADA de principios del siglo XXI. Duchamp, Man Ray, Jean Arp, Picabia y muchos otros genios del movimiento dejarán estar al espectador en el vacío existencial de la Primera Gran Guerra. La experimentación y la búsqueda de un “yo” sin nombre con un sentimiento común de culpabilidad.

Copiar y pegar

Las nuevas tecnologías avanzan a una velocidad que no permite apenas vislumbrar las señales de Stop. Internet se ha convertido en el mayor distribuidor de cultura en tan sólo una década y se enfrenta a los modelos de negocio establecidos por las grandes empresas discográficas, editoriales e informáticas. La cultura es el gran motor que impulsa el avance de una sociedad, sin embargo, está sometida a los cánones de la propiedad intelectual que impide el alcance de todos y que, en muchas ocasiones, responde a intereses privados.