Cómo conseguí ganar 11.000 euros con una página web

¡Muy buenas!

Hoy os traigo una completa guía sobre cómo montar y vender una web monetizada con Adsense, basada en la experiencia de Daniel del Olmo

Os dejo con él.

🔔 Antes de seguir: Suscríbete a mi newsletter y te enviaré los nuevos post de marketing o tips de Adsense 😉

Primeramente me gustaría presentarme.

Me llamo Daniel del Olmo, soy jefe de Estudios de un Instituto y padre de 3 preciosas hijas.

Este dato no es baladí ya que recurriré varias veces a él durante la explicación de muchas de las decisiones tomadas durante el camino que me ha llevado a ganar un poco más de 11.000 euros con una sola página web.

¡Empecemos!

En el año 2020 el mundo se paralizó, un nuevo paradigma entraba en nuestras vidas y muchos nos vimos atrapados en nuestros hogares, con la incertidumbre de no saber qué narices estaba pasando.

Pues bien, con un centro por organizar, unas familias y alumnos a los que atender y 3 hijas confinadas 24 horas en casa mientras papá vivía delante de una pantalla, el milagro es estar aquí explicando esta batalla.

¡Gratificante, pero batalla!

Antecedentes de Ser un Culo Inquieto

Antes de iniciar el camino que me ha llevado a generar 11.000 euros con una web me gustaría explicar que no me inicié del día a la mañana con todo lo relacionado con el mundo digital.

De hecho, antes de empezar a consumir vídeos del SEO más “gritón” de Internet ya había montando otros proyectos web: un blog en wordpress.org, una web o portal sobre videojuegos, nicho de compraventa de libros de videojuegos y una web para publicar Game Studies.

El sector del videojuego me aportó en su día mucho, amistades que perduran hoy en día, dinero, un par de libros, una empresa, más dinero, poder colaborar de manera activa en un videojuego, algo más de dinero y sobre todo conocimiento sobre Marketing Digital.

Por lo que empezar a crear nichos era simplemente algo más, una manera de matar mi escaso tiempo libre para explorar y aprender a ganar dinero de otra manera. Porque desde pequeño siempre he tenido el interés por cómo generar dinero y una vez obtenido, siempre, y REPITO, siempre lo he vuelto a invertir.

Si bien es cierto, ser profesor facilita mucho las cosas. Hagas lo que hagas nunca dependes de ese dinero para llegar a final de mes y sueles tener simplemente un dilema moral. ¿Gasto mi dinero, lo invierto, lo reinvierto o lo dejo ahí en una cuenta bancaria criando malvas?

Pues bien, cualquier opción es válida según el tipo de persona que seas.

Lo que sí tengo claro es que el quedarse quieto no es mi forma de entenderlo. Soy curioso y me gusta explorar nuevas vías y si sale mal – que suele ser habitual – el aprendizaje es impagable.

El 14 de Marzo de 2020 empezó el Confinamiento según lo estipulado en el Real Decreto 463/2020. El día anterior ya había enviado a 560 alumnos para casa con la incertidumbre de no saber qué iba a pasar.

Ese mismo día, el del confinamiento, me encerré en casa con 2 páginas webs y pagué gustosamente una formación Flotaria – para los más entendidos – sobre SEO.

Mi hija elige Mejor los nichos que yo

Nota: Por voluntad del comprador no podré revelar en ningún momento la web que he vendido y objeto de este título.

Ahí estaba yo, creando nichos web de Amazon como un loco mientras los dejaba “macerar” para seguir utilizando el método.

¡Ojo! No hay crítica al mismo, pero hoy en día gracias a esa experiencia sé que puedes minimizar ese problema y acertar mejor en la elección de un nicho.

Muchas cosas han cambiado en el SEO desde 2020, pero hay 2 que destacaría como inamovibles:

  1. La máxima prioridad es generar visitas, ya que una web sin visitas es un proyecto muerto.
  2. La web debe ofrecer algo que obligue al usuario a interactuar.

Ahí y después de 10 intentos fallidos de generar algún que otro ingreso, había aprendido lo más básico en esto del SEO.

¡No está nada mal!

¿Ganabas dinero? Poco, pero mi voluntad de hierro era inquebrantable.

Estaba decidido a aprender a obtener ingresos a través de la monetización web y no pararía hasta conseguirlo.

El famoso Excel «Call to Click» de Chuiso

Uno de los grandes males del SEO es que no puedes parar de consumir contenido y formación. Este punto me llevó a conocer a Chuiso – sí, para muchos quizás puede sorprenderles – pero 2020 y conocer a uno de los SEOs más reconocidos del país no es incompatible.

Ahí estaba yo, desaprendiendo todo el camino recorrido para comenzar a comprender que existen muchas manera de enfocar el keyword research y que no todo es blanco o negro (nunca mejor dicho) en esto del SEO.

Paralelamente, un grupo de WhatsApp creado durante los primeros días de la Método Flotario decidió crear una SEOExpress, cuyo objetivo era crear un nicho de mínimo de 12 urls en 48 horas.

Una vez creada se indexaba y a los 15 días la pasábamos por Ahref. Ganaba el que más Keywords Orgánicas había conseguido colocar.

Sí, Google entonces indexaba al instante.

Sí, aHref devolvía las keywords orgánicas al poco de que la web trackease y lo mejor, incluso podías ser aceptado por Adsense al instante.

En concreto, y con la web en cuestión fui aprobado en Google Adsense al 4º día después de enviarla.

El caso es que me encontraba ante el reto de montar una nueva web y con un listado de Excel, el cual empecé a leer en voz alta hasta que llegué a una palabra clave que llamó la atención de mi hija mayor.

“¡Papá! ¿Cómo conoces eso?”.

Una vez explicado un poco por encima la idea, me dijo: “¿Y si haces una web sobre eso?…

Miré la cantidad de visitas (superaba el medio millar), la competencia – una web situada en el Top10 de las SERP – y un CPC (por aquel entonces pensaba que era lo más importante) nada despreciable… 0,07€ (bueno un poco sí).

Si un nicho no funciona es tu culpa

Soy alguien bastante exigente, de hecho, suelo valorar y analizar todo aquello que hago.

Existe un mantra que me repito constantemente “si algo no ha funcionado en parte es por tu culpa”.

Esto llevado a los nichos viene a reiterarse.

No hay nicho que no funcione, sino nichero que no ha sabido hacerlo funcionar.

Y gracias a las analíticas se puede ver exactamente qué es lo que a Google le gusta y lo que a Google no le gusta.

¿Difícil? Sí, pero al final nada es sencillo, y lo de cría un nicho y ponte a dormir suena a demasiado onírico cómo para ser cierto.

Mi web empezó a rankear bastante bien desde el inicio, y de hecho gran parte del secreto era porque decidí atacar todas las long tails posibles y enfocarme en luchar el top 3 de la gran mayoría de las palabras clave con un máximo de 100 número de visitas.

Así, creando urls para 10 usuarios garantizaba tener tráfico desde el primer segundo y seguramente conseguir posicionar mejor la web.

Y sin tener ni idea del porqué tenia una web que generaba 0,30 céntimos al día y conseguía llegar a los 9 euros mensuales aproximadamente. Algo que hoy en día ya se ha repetido con alguna que otra web, aunque de manera estacional.

Durante un año seguí haciendo webs como churros, incluso llegué a invertir dinero para acelerar el proceso por no perder foco, y esperar a que la suma de webs provocase que la cantidad a cobrar de Adsense fuese superior a los 70 euros y así poder hacer el primer retiro.

Puede que sea un error bastante común, pero para que una web funcione no sólo hay que dejar que crezca, sino que hay que cuidar el SEO OnPage, seguir metiendo contenido, controlando la competencia y algo que para mí es esencial, conocer el nicho para poder escalarlo.

Este elemento para mí es esencial.

Es decir, saber porqué funciona una web y qué debes añadir para que el usuario no sólo navegue sino que interactúe con ella.

Hoy en día, cuando escucho a alguien decir que los nichos informativos no ofrecen muchas oportunidades de clic suelo pensar que siempre hay algo que se puede ofrecer (una plantilla, una infografía, fichas para que los más pequeños coloreen…) será porque soy profesor.

Oferta por una web de 20 euros al mes

Tras años de experiencia empresarial, hice mis pinitos en el sector del videojuego, nadie ofrece nada excesivamente elevado a su ROI si no tiene claro el potencial.

Ahí estaba yo, con mi web que generaba entre 20 – 30 euros al mes después de 1 año de duro trabajo, muchas webs, algunas ventas en diferido, cambios en la política de Adsense y una web con una cantidad irrisoria pero significativa a la vez.

Eso sí, superaba las 40.000 visitas fácilmente al mes, e incluso hice una prueba de captación de leads durante un mes y alcancé sin casi hacer nada la nada desdeñable cifra de 300 usuarios.

Y en mitad de una caminata por el campo un mail lo cambió todo. Me hicieron una oferta de 3.000 euros por una web que generaba 20 euros al mes… lo que supone un ROI x100.

¿La vendería?

¡El primer pensamiento fue coge el dinero y corre! Sinceramente, pocas veces se pueden ganar 3.000 euros con un esfuerzo tan mínimo.

Pero hay dos motivos por los que no la vendí, ¿recuerdan el inicio del artículo?

Soy profe y tengo 3 hijas. Y aunque parezca un motivo estúpido, el primero hace que no tenga mucha necesidad de conseguir esa cantidad de dinero, y el segundo provoca que a veces los sentimientos interfieran.

Mi hija mayor me dijo que esa web le gustaba y que le daba pena venderla. Sin pensarlo, rechacé la primera oferta y continué invirtiendo en la web.

La segunda oferta no tardó en llegar. Sin llegar a los 100 euros mensuales me ofrecían 4.000 euros por la compra y seguir haciendo el SEO por un año por valor de otros 2.400 euros…y volvieron las dudas.

¿Qué hice?

Por supuesto, respirar y no vender.

Pensé, si me ofrecen esto algo estoy haciendo realmente mal. Si la web está en el Top10 y no genera, algo se me escapa.

Entonces, dejé de hacer webs durante 3 meses y me dediqué a aprender, a querer mejorar el SEO onPage, y cambié el diseño de la web para hacerla un poco más estética.

En mi cabeza necesitaba convertir una web de nicho en un portal que generase y al final casi lo conseguí.

En abril del año 2021 la web empezó a despegar y empezó a generar cantidades interesantes que llegaron a picos de 350 euros en sus mejores meses.

Créanme que la sensación para alguien que le puede dedicar sólo un par de horas a sus webs es altamente gratificante. Ese dinero me ha permitido, entre muchas otras cosas, pagar cosas tan sencillas como unas vacaciones sin tocar la economía macro e incluso ahorrar.

Lo mejor es poder coger parte de ese dinero y reinvertirlo en otras webs. Ya no creaba las webs desde cero, realmente con dinero es más sencillo, tener un par de redactores, hacer el keyword research, buscar la intención de búsqueda, definirlo todo en un briefing y dedicarte a montar webs.

Lástima que el señor Google Adsense haya decidido dejar de aceptar las webs como antes y tenga que esforzarme más para tener otras webs monetizadas. Pero, como siempre digo, no hay queja: si no te aceptan algo hago mal.

Y bajo este método de hacer webs llegó el mes de febrero de 2022, y el primer comprador volvió a aparecer con una oferta del ROI x36, bastante alejada de lo que era el multiplicador de la primera vez, pero hice el siguiente cálculo.

Si multiplicaba lo que la web me estaba generando los últimos 3 meses me daba una media de 368 euros, por tanto, la oferta era de 10.300 euros. Algo que en realidad pasó a ser una oferta real de 7.000 euros que finalizó en una venta final por 8.000 euros + IVA (9.600 euros) a lo que hay que restar – como explicaré a continuación – los impuestos.

¿Por qué vender una web que da dinero?

Para responder a esta pregunta me remito a los motivos expuestos anteriormente, una soy profesor y no dependo de un sueldo digital para llegar a final de mes.

También es cierto que no puedo dedicarle a las webs más de 2 horas al día (y ya me parece una barbaridad). El segundo, mi hija mayor ya no ponía cara de pena, aunque al comunicarle la decisión no le acababa de convencer.

Aunque el principal motivo es otro bastante sencillo: en el mundo de los negocios entiendo que hay un momento para todo y no soy muy de encariñarme con los productos. Los creo, me vuelco, le doy cariño, aprendo, los escalo y si el esfuerzo obtenido no ofrece la experiencia deseada me voy a otra cosa.

Con la web vendida pasó algo curioso: desde el último cambio sólo hice un par de acciones, poco a poco me obsesioné con otros proyectos, les encontré mayor sentido y a pesar de comprar el Curso de Bruno (el cual recomiendo encarecidamente) nunca pensé en esa web como objeto de probar todas las técnicas que en él se explican.

Cariño tenemos que hablar, no es por ti, es por mí

Básicamente me aburrí de tener que estar pendiente de una web que mensualmente necesitaba mantenimiento porque la información debía estar actualizada si o si.

No generaba lo suficiente como para poder seguir el ritmo de publicaciones y tenia la sensación de que yo ya no podría ofrecer todo lo que la web merecía. Además, apareció otra – una tercera en la relación – y ahora mismo estoy muy focus con ese nuevo proyecto.

Por lo que sí, podría decir que era el momento de decir la recurrida frase de “cariño tenemos que hablar, no es por ti es por mi”.

Aunque también os digo que de tanto en tanto iré a cotillear con quien está saliendo por que estoy convencido de su potencial.

Pero, ¿cómo narices se vende una web?

El proceso es bastante interesante, para ello necesitarás un contrato de compraventa (bastante recomendable) y un modelo de factura.

El primero garantiza que la venta tenga cobertura legal, es decir, la parte compradora se compromete a pagar una cantidad estipulada como señal y pago, y la parte vendedora ceder esos derechos.

¿Tan fácil?

Bueno, particularmente hice un poco de exploración del perfil del comprador y la empresa que la representaba para garantizar que no se tratase de una estafa. Aunque nunca sabes lo que te puedes encontrar por ahí.

Decidido, preparé la documentación, la factura y la envié al comprador.

La factura debe constar de los siguientes datos indispensables:

  • Los datos de la empresa compradora
  • Los datos personales del propietario de la web
  • La fecha de la facturación y la numeración (bastante válido si se realizan varias ventas)
  • El concepto de venta, tras mi primera factura el comprador me indicó el concepto que le encajaba mejor, por lo que recomiendo preguntarlo directamente para evitar dobles procesos.
  • La cuenta bancaria donde se desea cobrar
  • La cantidad bruta estipulada
  • El IVA añadido (actualmente a fecha de hoy el 21%)
  • Y la cantidad a restar según sea el tramo de IRF a descontar
    • 1r Tramo: el 19% para cantidades del 0€ a 12.450€
    • 2n Tramo: el 24% para cantidades entre 12.451€ y 20.200€
    • 3r Tramo: el 30% para cantidades comprendidas entre 20.201€ y 35.200€
    • 4t Tramo: el 37% para aquellas aportaciones entre 35.201€ y 60.000€
    • 5to Tramo: el 45% para las cantidades del 60001€ a 300.000€
    • 6to Tramo: el 47% para las cantidades superiores a 300.001€

Por lo que algo me queda claro, si vas a cobrar una cantidad cercana a la linde quizás sea mejor no pasarte de tramo a no ser que lo rebases bien porque sino perderás dinero.

Atención: Las cantidades aquí mostradas son sin ningún tipo de descuento para la bonificación de los autónomos que llevan ejerciendo menos de 3 años. Les recomiendo encarecidamente llamar a un gestor y que les eche una mano y asesore en el proceso.

¡Aunque pagues te ahorran un dolor de muelas asegurado!

¿Cómo enviar los datos y transferir el dominio?

Entiendo que cada sitio es diferente y que, por tanto, transferir el dominio dependerá de la empresa.

En mi caso ha sido con SERED, y realmente es un proceso sencillo. Localizas el dominio de la web a vender, le das a transferir y añades el correo electrónico del comprador.

Acto seguido, y gracias al plugin All-Migration para WordPress creas un archivo copia (para los floteros el mismo proceso de una web semilla) y listo. Tienes un archivo que puedes enviar por WeTransfer tranquilamente.

En mi caso, hice este proceso tras recibir el pago de la mitad exacta del importe, previo aviso bancario de la que transferencia se ha realizado.

Una vez enviada toda esta información, sólo hace falta avisar al comprador y que te haga la transferencia de la segunda mitad.

Consejos antes de enviar los archivos

Antes de enviar una copia de tu web es aconsejable asegurarse de que no has dejado en los diferentes plugins claves, licencias o datos que puedan comprometerte.

En mi caso, además, hice copias de seguridad por si acaso el proyecto lo dejan morir en un futuro y me interesa retomarlo. ¿Quién sabe lo que puede deparar el futuro?

Crear un usuario para el nuevo dueño con un nuevo password para no facilitar el tuyo.

¿Quién sabe el patrón que se esconde detrás de cada persona? ¡Aunque no se lo crean muchos son los alumnos que alucinan cuando llego a descubrir sus password!

Claro que no es díficil, nombre+año de nacimiento o 123 y ale, acceso a toda la información de sus Tik Toks e Instagrams (suena apasionante pero no).

¿Qué vas a hacer con el Dinero Dani?

Cuando comenté a mi circulo cercano mi logro, todos me preguntaron lo mismo.

¿Qué vas a hacer con el dinero?

¡Claro! Ganar de golpe 8.460 euros no se hace cada día, al menos no en mi círculo cercano.

Para mí han sido 11.000 euros (sumando lo dado por Adsense) y la respuesta no puede ser más que obvia.

Reinvertir en SEO, por lo que en cuanto reciba el pago me lanzaré a por una SEOBox para ver que tal funciona el CTRBox, ahorrar una buena parte y destinar otra para crear nuevos proyectos e inversiones.

Tengo en el punto de mira invertir en un Juego NFT que hace tiempo que le hago el seguimiento y poco más.

Seguir poniendo notas, batallar con mi procastinación y disfrutar un poco de la vida. Porque aunque hacer webs me apasiona, también es cierto que pasar tiempo con mis pequeñas me gusta más.

Antes de acabar, me gustaría agradecer a Bruno Ramos la oportunidad de poder escribir en su espacio web. La verdad es que el trato que ofrece es muy cercano y ha sido realmente sencillo ponerse a redactar cuando sabes que mi experiencia puede ser útil a parte de la comunidad.

Si me permiten un consejo, con 40 tacos creo que me lo puedo permitir, cuando tengan dinero intenten reinvertirlo con criterio en tiempo, formación y experiencias.

El primero le dará el espacio necesario para poder tomar decisiones, el segundo hará que sus conocimientos aumenten, y por tanto incorpore nuevas manera de hacer y crear, y por último el tercero hará que su vida sea más plena.

Mi mujer, la cual se dedica a acompañar a personas mayores en los últimos tramos de su vida, siempre me dice que los días antes de un “exitus” sus pacientes – si pueden – hablan de los momentos vividos con los más queridos y los momentos que convirtieron su vida en algo único.

Así que si el SEO nos ofrece todo eso ¿porqué no empecinarse en buscarlo?

19 comentarios en «Cómo conseguí ganar 11.000 euros con una página web»

  1. Hola Dani,

    No suelo leer muchos posts últimamente ya que acabo de ser papá (el primero) y he preferido dedicar mi tiempo libro a él, y a leer sobre embarazo y post parto.
    Me gusta la honestidad con la que escribes y compartes tu experiencia. Te felicito y te animo a seguir regando varios proyectos (familia, profesorado, nichos…) y puedas tener una conciliación entre todos ellos.
    Lo digo porque yo hago lo mismo y siento plena satisfacción al ver que todo funciona y se sostiene (no es fácil 😉 ). De hecho, cuando nació mi hijo, hace una semana, le monté un nicho Call To Clic. Tenía ganas de hacerlo y aproveché la ocasión. A ver si le paga la universidad ;).

    En fin, que gracias por compartir. Y a ti Bruno, gracias por traerlo.
    Un abrazo a los 2!!

    Responder
    • Enhorabuena Marcos, bienvenido al club!!!

      Yo a la mía le registré el dominio por 10 años para que vaya acumulando histórico jajaja

      Un placer verte de nuevo por aquí y saber que sigues dándole caña a lo tuyo 😉

      Un abrazo!

      Responder
    • Buenas Marcos,

      Mi hija mayor, Júlia, me pidió hace unas semanas que le montase una web para ella, donde explicar sus experiencias sobre videojuegos y me pareció gracioso porque así me inicié yo. Al final no dejan de ser el reflejo de lo que ven. Creo que su futuro digital puede ser más emocionante que el nuestro, nosotros lo vimos nacer y crecer… todavía queda ver como madura.

      Un placer

      Responder
  2. Grande Dani!!
    Que gustazo compartir experiencias contigo desde el I SEOExpress.
    Nunca me imaginé todo lo que iba a venir después.
    Un abrazo!

    Responder
  3. Genial Dani!

    Me encanta tu caso, un tío con recursos y de esos casos que no hay que tirar la toalla!

    ¿La publicaste en alguna plataforma de venta de webs o cómo la ofreciste?

    PD: Ah! Y te agradezco mil que hayas compartido esta plantilla de contrato de compraventa de webs.

    Responder
    • A vosotros por vuestras palabras! De verdad, llegar de trabajar y ver todo esto hace que me alegre mucho de ver que existe una comunidad muy maja después de esto.

      Responder
      • Hola Daniel, muy bueno este post! Pero no respondiste a esta pregunta: ¿La publicaste en alguna plataforma de venta de webs o cómo la ofreciste?
        Es mi gran duda…!
        Gracias!!

        Responder
        • Buenas Viviana,

          Se pusieron en contacto siempre desde el formulario de contacto, he mirado algunas plataformas para venta pero como mi objetivo con la web nunca fue venderla ni lo miré.

          Intento tener un correo para cada web y lo centralizo en un gestor de correos electrónicos. ¡Perdona por no contestar estoy focus en otro proyecto!

          Responder
  4. Hola Dani, enhorabuena por el post. Es todo un lujo poder leer este tipo de contenido. Muchas gracias!

    Bruno, gracias a ti también por traernos a Dani y dar visibilidad a su contenido, la verdad es que hacen falta más ejemplos a si.

    Lo dicho, enhorabuena y gran post!

    Responder
    • Bruno Ramos me acepta un artículo en su web, que ya me parece brutal. Luego llego a casa me pongo a seguir vuestro directo (en diferido) sobre el pedazo de reto que os habéis montado y ahora me dedicas estas palabras… ¿Hoy le digo a mi mujer si quiere SEO conmigo? ¡Cierro un día completo!

      Responder
  5. Increíble artículo. Muchas veces pensamos que es un hito al alcance de pocos (sin ánimo de menospreciar a nadie)
    Leerte y ver lo que has conseguido, hacen que tenga aún más ganas, que deje de procrastinar y que siga adelante.
    Eres un gran ejemplo, muchas gracias por compartir tu experiencia.

    Responder
  6. Un post grandioso! Me encanta este tipo de entradas, yo también tengo una peque de 4 años y en agosto nace otra pequeña guerrera, tengo un blog desde hace 4 años más o menos y lo más que consigo son 5€ al mes… y tiene cerca de 1500 visitas al mes, ahora tengo ganas de montar algo call to clic para intentar ganar algo de dinero que me viene una grande encima con la segunda bebe!! Por cierto y eso de crear un para los peques me podéis explicar en qué consiste?

    Un abrazo, gran trabajo!!

    Responder
    • En mi caso, le he montado una web en mi hosting y le he comprado un dominio, ahora está inmersa en aprender a expresar y explicar.

      Lo mejor de todo es que se pasa el día leyendo y escribiendo y eso no tiene precio.

      Responder
  7. Buena expe, muy bien explicado como funciona este negocio. Personalmente creo que hay un poco de suerte y de saber hacer. En mi caso he montado webs que me han generado en total más de 150.000€, con meses promedio de 6.000€. Como digo, es una mezcla de todo: sector, paciencia, ser listo para ver los problemas y encontrarles soluciones, etc.

    Suerte a todxs

    Responder
  8. Un GRAN post, honesto, claro, didáctico.

    Gracias por compartir tu historia.

    Yo te diría que si no le conoces, dieras otro paso y busques a: Isra Bravo. Si no le conoces igual te peta la cabeza 😉

    Responder

Deja un comentario

Acepto la política de privacidad *